Por: Anthony Porto, MD, MPH, FAAP

Todos hemos oído alguna vez hablar sobre un bebé que tenga reflujo, en este tema vamos a tratar ¿que es el reflujo gastroesofágico? ¿a que se debe? ¿Como se maneja? ¿Y como se diagnostica?

El reflujo Gastroesofágico se define como una disfunción del mecanismo del esfínter esofágico inferior con regreso del contenido gástrico hacia el esófago. O sea que es cuando se regresa el alimento de el estomago al esófago. El grado del reflujo y sus manifestaciones clínicas así como sus complicaciones, son muy variables y son factores importantes en la determinación del modo de tratamiento optimo.
Esta enfermedad se describió por primera vez en 1950 y en las siguientes décadas se ha incrementado en forma notaria el numero de lactantes y niños a quienes se les diagnóstica la enfermedad .

 El reflujo gastroesofágico y la enfermedad por reflujo gastroesofágico: preguntas frecuentes de los padres
Todos los bebés regurgitan, y a veces parece que todo lo que comen su estómago lo devolviera.

Entonces, ¿cómo sabe si los síntomas de regurgitación de su bebé son normales o si son parte de un problema mayor?

Para ayudarlo a descifrarlo, la American Academy of Pediatrics (AAP) responde preguntas comunes acerca del funcionamiento digestivo típico y explica las diferencias entre el reflujo gastroesofágico, RGE y la enfermedad por reflujo gastroesofágico, ERGE

¿Cuáles son las diferencias entre RGE y ERGE?
Sin ponerse muy técnicos, el retorno del contenido del estómago (también llamado reflujo, reflujo gastroesofágico o RGE) es el movimiento de los contenidos del estómago en el esófago y a veces a través de la boca y la nariz. Cuando el reflujo se asocia con otros síntomas o si persiste después de la infancia, se considera una enfermedad y se conoce como enfermedad por reflujo gastroesofágico o ERGE.

El RGE en los niños no se considera una enfermedad (no incluye la "E" de ERGE). De hecho, el RGE se considera normal. Estos bebés se conocen como "bebés felices que regurgitan" porque no están de mal humor y no parecen tener dolor cuando regurgitan. De hecho, su bebé puede sentirse mejor después de regurgitar. Otros síntomas de RGE incluyen problemas de alimentación leves, tales como alimentaciones prolongadas ocasionales o alimentaciones interrumpidas.

¿Cuándo es normal el reflujo o el RGE?
RGE usualmente empieza aproximadamente a las 2 o 3 semanas de vida y el pico se da entre los 4 o 5 meses. La mayoría de los bebés que nacen a término tendrán una resolución completa de los síntomas cuando tengan de 9 a 12 meses de edad.

En la mayoría de los bebés, el RGE desaparece a medida que madura funcionalmente el tracto digestivo superior. Además, el desarrollo normal, inclusive el mejor control de la cabeza y poder sentarse, y también la introducción de los alimentos sólidos, ayudarán a mejorar los síntomas de RGE.

=¿A QUE SE DEBE LA ENFERMEDAD?=

En el niño muy pequeño se debe principalmente a la falta de maduración del sistema nervioso, así como el niño no es capaz de hablar, de tener coordinación motora, así mismo esta falta de coordinación la tiene en el músculo liso de la parte inferior del esófago y es incapaz de mantener contraído el músculo para evitar que el contenido del estomago se regrese al esófago.

Esta válvula es un complejo sistema que esta formado por varios elementos y entre los mas importantes están en primer lugar los pilares del músculo diafragma (que divide la cavidad del tórax y la del abdomen), en segundo termino la angulación que existe en la unión del esófago y el estomago (ángulo de Hiz), en tercer lugar y de mayor importancia son las fibras musculares lisas intrínsecas en la pared del esófago en su unión al estómago, que si bien no se nota diferencia macroscópica con el resto del esófago si lo es por el aumento de la presión a ese nivel, también forman parte de este sistema antirreflujo la disposición de la mucosa gástrica a este nivel y la cantidad de esófago que se encuentra dentro de la cavidad abdominal ( casi la totalidad del esófago es intratorácico).

Todos estos puntos mencionados forman parte de una barrera que impide el regreso del contenido del estomago al esófago y permite que una persona normal pueda ingerir liquido incluso en posición invertida ( la cabeza colgando). Algunos alimentos y medicamentos relajan este sistema y provocan datos clínicos de reflujos, principalmente los alimentos irritantes y los productos con cafeína. Los altos niveles de progesterona de la mujer embarazada en sus ultimas semanas también ejercen un efecto directo sobre este sistema y ocasionan manifestaciones de reflujo. Por las rezones anteriores es claro que prácticamente todo individuo ha manifestado en alguna ocasión manifestaciones de reflujo gastroesofágico. 

 ESFÍNTER ESOFÁGICO

El esfínter esofágico es un anillo formado por fibras musculares que sirve como una válvula que cierra el esófago justo en su zona de unión con el estómago. Este mecanismo evita que el contenido del estómago penetre de nuevo en el esófago. El dolor quemante es producido por la regurgitación de ácidos del estómago (reflujo gastroesofágico), que sucede cuando el esfínter esofágico inferior no funciona de manera correcta.

MANIFESTACIONES DE LA ENFERMEDAD

La manera en que la enfermedad se manifiesta es muy amplia pero el vomito es el principal signo que presenta la enfermedad, en muchas ocasiones esta presente desde los primeros días de vida, esto alerta a la madre para acudir a consulta al Pediatra ya que se encuentra muy preocupada, otro signo importante es el dolor, ya que muchas veces es el que lleva a la madre a consultar a su hijo con el pediatra y el dolor esta dado principalmente por el ácido gástrico que se encuentra en el estomago y que se va al esófago, y con manejo medico se resuelve en el 85 % de los casos, sin embargo en algunas ocasiones el vomito es esporádico o no se presenta y el médico esta obligado a investigar signos y síntomas sutiles de la enfermedad como lo seria la presencia de tos crónica que es el resultado de la irritación del contenido gástrico regurgitado y enviado a la vía aérea sin expulsarse como vomito. El dolor esofágico lo encontramos en niños pre-escolares que son capaces de referir dolor a nivel torácico semejante a la "agrura" que manifestamos posterior a la ingesta de comidas irritantes. en los bebes solo tenemos un lactante muy irritable que se la pasa llorando. Cuando el vomito es muy frecuente y no es tratado es frecuente encontrar niños que se encuentran por debajo de su peso ideal por lo que la desnutrición es otra manifestación de la enfermedad.

=¿CÓMO SE ESTABLECE EL DIAGNÓSTICO?=

Las manifestaciones clínicas son suficientes para establecer el diagnóstico, sobre todo el vómito pertinaz, sin embargo el medico tiene muchos elementos para apoyar y corroborar su diagnóstico, estos son la Serie gastroduodenal , que consiste en ofrecer un trago de material radiopaco y mediante radiografías en movimiento (fluoroscopia) determinar si se regresa o no el contenido gástrico. Otros métodos incluyen la medición del pH a nivel del esófago en su porción distal y la endoscopia que muchas veces es necesaria para establecer si hay o no cambios en la histología (tejidos) de las células de la mucosa (cubierta interna) del esófago.

=TRATAMIENTO=

El tratamiento se divide en medidas generales y tratamiento con medicamentos.

MEDIDAS GENERALES

1. Colocar al lactante en porta bebé en forma continua, incluso durante la noche, la posición inclinada evita que el contenido del estomago regrese al esófago. En niños mayores se le indica no acostarse después de comer y a la cabecera de la cama se eleva.
2. Ofrecer menor cantidad de comida pero con mayor frecuencia ( para evitar la desnutrición)
3. Ofrecer leche espesada con cereal o leche especial para Reflujo
4. Técnica de alimentación, nunca darle acostado a un bebé

TRATAMIENTO MÉDICO

Hay varios medicamentos útiles y tienen como objetivo promover el movimiento del esófago y el vaciamiento del estomago, otros son antiácidos lo que ayudan a que si hay reflujo este no dañe la mucosa esofágica y no duela. Dado que esta es una pagina para padres se sugiere consulta con su pediatra para mayor información.

Opciones de tratamiento durante los primeros meses de vida:
Hágalo eructar en las pausas naturales durante la alimentación y mantenga a su hijo derecho por hasta treinta minutos después de la alimentación. Si su bebé se alimenta con biberón y regurgita con demasiada frecuencia, es posible que su pediatra le recomiende espesar su fórmula con una pequeña cantidad de cereal para bebé. Nunca agregue sólidos al biberón a menos que su pediatra se lo aconseje. Consulte el artículo titulado: La avena: una alternativa segura para los bebés y los niños que necesitan un alimento más viscoso/espeso para obtener más información acerca de esta línea de tratamiento.

Trate de alimentarlo con menos cantidades y más frecuentemente, pero asegúrese de que coma lo suficiente para un crecimiento y desarrollo normal.

Trate de mantener a su bebé en posición vertical (derecho) por media hora después de alimentarlo. Vigile siempre a su bebé de cerca durante este periodo.

Ya sea que se justifique o no esperar con paciencia o una intervención médica, la AAP tiene sugerencias adicionales y simples para alimentarlo que pueden ayudarlo a manejar esta situación de manera práctica. Lea: Remedios para los bebés que regurgitan, para obtener más consejos acerca de tratamientos.

Opciones de tratamiento para un niño más grande:
Evite los alimentos fritos y con grasa; reducen la velocidad en que se vacía el estómago y promueven el reflujo.

Menta, cafeína y determinados medicamentos para el asma pueden hacer que el esfínter esofágico inferior se relaje y permiten que los contenidos del estómago vuelvan al esófago. Algunos expertos creen que los productos a base de tomate tienen un efecto similar. Si algún alimento parece producir reflujo o acidez, no lo incluya en la dieta de su niño por una o dos semanas y luego vuelva a introducirlo. Si los síntomas vuelven, evite ese alimento hasta que su pediatra le recomiende reincorporarlo en la dieta.

 Cortesía del Dr. Por: Anthony Porto, MD, MPH, FAAP   https://www.healthychildren.org/

Volver a inicio