Búsqueda personalizada

Tiamina: fuentes y requerimientos

La tiamina se encuentra en todos los alimentos de origen animal. Las fuentes principales son varias especies de pescado (p. ej., bagre de criadero, lenguado, palometa), además del hígado y el músculo, en especial de cerdo (p. ej., jamón), y la yema de huevo. Las fuentes vegetales principales son los cereales integrales, las patatas (papas), las legumbres, la leche de soja (soya) y la calabaza. Al igual que la mayoría de las vitaminas B, casi toda la tiamina presente en los cereales se encuentra en la envoltura de la semilla que se elimina durante el proceso de refinamiento. Esto también se observa en el arroz, que pierde la mayor parte de su contenido de tiamina durante el proceso de pulido.

Los requerimientos de tiamina varían con el gasto de energía. De acuerdo con las investigaciones relacionadas con el balance de energía se necesitan alrededor de 0,5 mg de tiamina cada 1 000 kcal (4,2 MJ) utilizadas por día para mantener la actividad de la transcetolasa eritrocitaria y una concentración tisular suficiente de tiamina. Las recomendaciones actuales, que indican el aporte de 1,1 mg de tiamina por día en las mujeres y de 1,2 mg por día en los hombres, se basan en esta investigación. Durante el embarazo y la lactancia se recomienda un aporte adicional de 0,3 mg/d. Estas cifras se basan en el balance promedio de energía; cuando las necesidades de energía aumentan debido a la realización de una tarea física pesada o a sesiones de ejercicio muy intensas los requerimientos se incrementan en forma proporcional. El alcoholismo crónico reduce la absorción y el metabolismo de la tiamina por lo que se ha sugerido el enriquecimiento de las bebidas alcohólicas con tiamina para evitar este efecto. Se debe destacar que la tiamina es hidrosoluble y sensible al calor y la oxidación. Por lo tanto, el 30% de la tiamina que se pierde durante la preparación del alimento se debe incorporar en el cálculo. Cuando se consume una dieta mixta normal la mayor parte de la tiamina proviene de productos de origen animal. Si se produjera una modificación de la dieta para que predominaran los alimentos vegetales, lo que sería deseable, la cantidad de tiamina ingerida podría reducirse si no se introdujeran más cereales integrales. En los Estados Unidos el problema con la tiamina es menos importante porque el aporte adecuado de esta vitamina se asegura a través del enriquecimiento obligatorio de la harina refinada. No se ha establecido un nivel de máximo consumo tolerable.

E síndrome clásico de deficiencia de vitamina B1 es EL BERI-BERI. La forma húmeda produce edema generalizado; en la for­ma seca predominan las lesiones nerviosas y en los niños alimentados con leche materna la enfermedad puede asociarse con intolerancia a los hidratos de carbono (beri-beri infantil). Esta entidad era frecuente en los Estados Unidos antes de que el gobierno determinara el enriquecimiento de los alimentos a partir de la década de 1940. Sólo en 1932 se produjeron casi 50.000 casos de beri-beri. De acuerdo con las funciones bioquímicas de la tiamina se observan dos categorías principales de síntomas: alteraciones cardiovasculares con  irrigación insuficiente, edema e insuficiencia cardíaca y alteraciones neurológicas como trastornos de la sensibilidad, calambres, parálisis y ansiedad. Aunque en la actualidad el beri-beri clásico suele observarse sólo en los países en vías de desarrollo, los síntomas mencionados se detectan en los Estados Unidos sobre todo en casos de alcoholismo: casi el 40% de los alcohólicos que requieren tratamiento padecen polineuropatías y entre el 3 y el 10% desarrolla el síndrome de Wernicke-Korsakoff, que se caracteriza por confusión mental, amnesia, alteración de la memoria cercana y a veces psicosis.

Existen dos tipos principales de beriberi:

El beriberi actualmente es poco común en los Estados Unidos porque la mayoría de los alimentos son enriquecidos con vitaminas. Si usted consume una dieta normal y saludable, debe obtener suficiente tiamina. En la actualidad, el beriberi se presenta principalmente en pacientes con problemas de consumo excesivo de alcohol, ya que beber en grandes cantidades puede llevar a desnutrición y dificulta la absorción y el almacenamiento de la tiamina por parte del cuerpo.

Una rara enfermedad conocida como beriberi genético es hereditaria (se transmite de padres a hijos). Las personas afectadas con este tipo de beriberi pierden su capacidad para absorber la tiamina de los alimentos. Esto puede suceder lentamente con el tiempo y los síntomas manifestarse cuando la persona es adulta. Sin embargo, debido a que los médicos pueden no tener en cuenta el beriberi en las personas que no son alcohólicas, este diagnóstico con frecuencia se pasa por alto.

El beriberi puede ocurrir en bebés lactantes cuando el cuerpo de la madre carece de tiamina. La enfermedad también puede afectar a bebés alimentados con fórmulas o leches maternizadas poco comunes que no tienen suficiente tiamina.

El hecho de recibir diálisis y tomar altas dosis de diuréticos aumenta el riesgo de padecer beriberi.

Síntomas

Los síntomas del beriberi seco abarcan:

  • Dificultad para caminar
  • Pérdida de la sensibilidad (sensaciones) en las manos y en los pies
  • Pérdida de la función muscular o parálisis de las extremidades inferiores
  • Confusión mental/dificultades con el habla
  • Dolor
  • Movimientos extraños de los ojos (nistagmo)
  • Hormigueo
  • Vómitos

Los síntomas del beriberi húmedo abarcan:

  • Despertarse en la noche con dificultad para respirar
  • Incremento de la frecuencia cardíaca
  • Dificultad para respirar con la actividad
  • Hinchazón de las extremidades inferiores

Signos y exámenes

Un examen físico puede mostrar signos de insuficiencia cardíaca congestiva, incluyendo:

  • Dificultad respiratoria con venas del cuello que sobresalen
  • Agrandamiento del corazón
  • Líquido en los pulmones
  • Ritmo cardíaco rápido
  • Hinchazón en ambas piernas

Una persona afectada por un beriberi en etapa avanzada puede presentar confusión o pérdida de la memoria y delirios. La persona es menos capaz de sentir vibraciones.

Un examen neurológico puede mostrar signos de:

  • Cambios en la marcha
  • Problemas de coordinación
  • Disminución de los reflejos
  • Caída de los párpados

Se pueden realizar los siguientes exámenes:

  • Exámenes de sangre para medir la cantidad de tiamina sanguínea
  • Exámenes de orina para ver si la tiamina está saliendo a través de la orina

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es reponer la tiamina que le está faltando al cuerpo, lo cual se hace con suplementos de esta vitamina. Los suplementos de tiamina se administran a través de inyecciones o por vía oral.

También se pueden recomendar otros tipos de vitaminas.

Después de que se han administrado los suplementos de tiamina, se pueden realizar exámenes de sangre para ver qué tan bien está respondiendo uno al medicamento.

Complicaciones

  • Coma
  • Insuficiencia cardíaca congestiva
  • Muerte
  • Psicosis

Situaciones que requieren asistencia médica

El beriberi es sumamente raro en los Estados Unidos. Sin embargo, si usted cree que la dieta de su familia es inadecuada o mal balanceada y que usted o sus hijos presentan cualquiera de los síntomas de beriberi, consulte con el médico.

Prevención

El consumo de una dieta rica en tiamina y otras vitaminas para previene el beriberi. Las madres lactantes deben asegurarse de que su dieta tenga un contenido adecuado de todas las vitaminas y que las fórmulas o leches maternizadas para bebés contengan tiamina.

Las personas que consumen mucho alcohol deben tratar de reducirlo o suspenderlo y tomar vitaminas del grupo B para garantizar que el cuerpo esté absorbiendo y almacenando la tiamina apropiadamente.

Composición química, metabolismo y funciones de la Tiamina:

La tiamina fue la primera vitamina B hidrosoluble identificada como nutriente esencial. En relación con su composición química esta vitamina está compuesta por un anillo pirimidina sustituido (A) y un tiazol conectados a través de un grupo metilo. El término vitamina B, abarca varios compuestos con efectos semejantes a los de la tiamina. La vitamina B1 natural está representada principalmente por fosfatos de tiamina. En la industria farmacéutica se emplean derivados hidrosolubles, como por ejemplo hidrocloruro de tiamina o nitrato de tiamina, además de análogos lipófilos de la tiamina, como la benfotiamina o la fursultiamina.

La absorción de la tiamina se produce de manera predominante en el yeyuno después de su liberación hacia la luz intestinal durante la digestión. El mecanismo de transporte activo que transfiere la tiamina hidrosoluble es saturable y limita la velocidad de la reacción. Cuando las concentraciones luminales aumentan se observa un grado menor de difusión pasiva. En términos generales la absorción de dosis fisiológicas se aproxima al 100% pero disminuye hasta una cifra cercana al 25% con dosis farmacológicas. Los análogos lipófilos de la tiamina atraviesan las membranas celulares con mayor facilidad y, en consecuencia, las concentraciones absorbidas dependen de los ingresos. En la mucosa intestinal la tiamina libre se transforma en tiamina difosfato (TDP) activa a través de un proceso que consume ATP, se vierte en el torrente sanguíneo, se une con la albúmina y se dirige hacia las células diana. En el orga­nismo se acumulan alrededor de 30 mg de tiamina y el 40% de este depósito se encuen­tra en los músculos. Como la capacidad de almacenamiento de esta sustancia es tan limitada y su vida media es tan breve, se necesita un aporte exógeno cotidiano. La excreción se produce sobre todo a través de los riñones en forma de tiamina, en forma de su éster sulfato o en forma de otros metabolitos hasta ahora no identificados.

Las funciones bioquímicas de la tiamina se basan sobre todo en su papel como coenzima de la TDP. Además de esta función se están evaluado otras tareas específicas de la tiamina trifosfato (TTP) en el sistema nervioso para determinar la intervención de la TTP en la permeabilidad de las membranas al Na+.

La transcetolasa es una enzima clave dependiente de la tiamina cuya actividad también se emplea para evaluar el estado de esta vitamina en el organismo. Esta enzima cataliza la transferencia reversible de un fragmento C2 durante el ciclo de la pentosa fosfato que determina la conversión de varias aldosas en cetosas y viceversa.

El piruvato, que es el producto final de la glucólisis y de la degradación de los aminoácidos glucogénicos, se somete a la acción de la piruvato deshidrogenasa dependiente de tiamina  para convertirse en acetilo e ingresar en el ciclo del citrato como acetil-CoA. La síntesis de succinil-CoA durante este ciclo requiere la acción de la enzima a-cetoglutarato deshidrogenasa, que también depende de un cofactor tiamina.

En general la tiamina participa en reacciones que determinan la descarboxilación de alfa cetoácidos, la síntesis de alfa hidroxicetonas  o la transferencia de un grupo alfa ceto R. En un estadio intermedio  se forma un átomo de carbono con carga negativa pero la acción de la TDP estabiliza su carga para que quede disponible para participar en otras reac­ciones que se desarrollan en el complejo enzimático.

Referencias

Algunas referencias tomadas de Medilineplus

Koppel BS. Nutrition and alcohol-related neurologic disorders. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 425.

Sachdev HPS, Shah D. Vitamin B complex deficiency and excess. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap46.

So YT, Simon RP. Deficiency diseases of the nervous system. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC, eds. Bradley’s Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 57.

Actualizado: 8/10/2012

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

  Volver a inicio