Neil W. Boris y Richard Dalton
La pica es parte de un grupo de diagnósticos llamados trastornos de la alimentación. Los trastornos de la alimentación son un grupo de afecciones psiquiátricas que incluyen:
La anorexia nerviosa
La bulimia nerviosa
El trastorno por atracón
La pica
El trastorno por evitación/restricción de la ingesta de alimentos

Este trastorno de la alimentación consiste en la ingestión repetida y persistente de sustancias no nutritivas tales como escayola, carbón, ceniza, pintura y tierra. Aunque el hecho de probar o llevarse objetos a la boca es normal en los lactantes y niños pequeños, es preciso estudiar los casos de pica que se prolonguen más allá de los 2 años. El retraso mental y la falta de afecto por parte de los padres (psicológico y nutricional) son factores predisponentes y la pica parece ser más frecuente en los niños con autismo y otros trastornos de conducta secundarios a problemas cerebrales, como el síndrome de Kleine-Levin. La pica persistente también se asocia a desorganización familiar, falta de supervisión y abandono afectivo. La pica parece ser más prevalente en las clases socioeconómicas bajas. Suele remitir en la infancia, pero puede persistir en la adolescencia y la edad adulta. En concreto, la geofagia (ingestión de tierra) se asocia al embarazo y no se considera algo anormal en algunas culturas.

Los niños con pica tienen un mayor riesgo de intoxicación por plomo, anemia ferropénica e infecciones por parásitos . Siempre está indicado descartar una intoxicación por plomo, una anemia ferropénica y la infestación por parásitos.

Asimismo, el trastorno de pica se ha visto también en pacientes esquizofrénicos, obsesivos compulsivos, en pacientes ansiosos o como forma de llamar la atención.

Desde un punto de vista antropológico es común en muchas culturas la ingesta de tierra, sin que esto sea de por sí patológico. En muchos casos responde a un déficit de hierro o de zinc que se intenta suplir con la ingesta de estos minerales en la tierra, sin que la persona sea consciente de su carencia. En otras ocasiones la ingesta de estas sustancias es para aliviar ciertos síntomas digestivos como ardor de estómago (pirosis), náuseas o vómitos. A nivel psicológico, diversas teorías enfocan este trastorno como un retraso madurativo. Como ya se ha dicho, es normal llevarse cualquier objeto a la boca hasta aproximadamente los dos años de edad.

Las principales sustancias que ingieren son:
tierra y barro
tiza y yeso
pintura
piedras
almidón
ceniza y colillas
cabello
lana y otros tejidos
hielo
papel
excrementos
moco
sangre

La pica se diagnostica en base a cuatro criterios especificos:
• Consumo persistente de uno o más artículos no comestibles.
• Conducta no ajustada al desarrollo que no sea parte de una práctica culturalmente aprobada.
• Conducta que ocurre con la suficiente frecuencia como para merecer atención clínica
independiente.
• Edad mayor de 18 meses.
• En niños menores de 18 meses, mantener objetos en la boca se considera una conducta
ajustada al desarrollo. No obstante, si la ingestión de objetos no comestibles es muy frecuente,
entonces podría estar indicado el tratamiento precoz para pica en niños menores de 18 meses.

La principal complicación que presentan estos pacientes es la perforación gástrica o intestinal, siendo necesario intervenir al 75% de los pacientes con trastorno de pica por este motivo. La perforación del tracto digestivo es asimismo la principal causa de mortalidad de este trastorno psiquiátrico.

Otras complicaciones son la obstrucción intestinal, la infección por parásitos ingeridos del suelo o de excrementos de personas o animales, la intoxicación por sustancias tóxicas como plomo, mercurio o fósforo, o bien la acumulación de sustancias no digeribles en el estómago, lo que se conoce como bezoar.

Tratamiento
El tratamiento del trastorno de pica se basará en informar de la situación a familiares y allegados del paciente para que puedan apoyar al paciente. Un entorno favorable es un buen refuerzo para la terapia psicológica a la cual se tendrá que someter al paciente. No existen fármacos específicos para esta enfermedad, pero en ocasiones se les administran inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), como la sertralina, la fluoxetina o la paroxetina. En caso de detectarse carencias de hierro, zinc u otros elementos el cuadro puede resolverse en parte con el aporte de estas sustancias.

El plan que debe llevar el pediatra, entre otas consideraciones, son las siguientes:
1. Revisar los exámenes de laboratorio, incluyendo.
• HC con diferencial, ferritina, CTFH, hierro sérico y VSG
• Zinc sérico
• Plomo sérico
• Heces: examen parasitológico(considérese si hay diarrea)
2. Recomiende a la familia minimizar el número de artículos peligrosos en el ambiente del niño.
3. Recomiende a la familia supervisión adecuada para mantener la seguridad en todos los ambientes.
4. Considere referir a un dietista para evaluación de la suficiencia nutricional en niños con dietas o
aquellos sometidos a dietas especiales.
5. Dar suplementos de hierro y zinc cuando se consigan niveles bajos en los exámenes de laboratorio.
6. Dar suplemento de calcio, fósforo y vitamina C, si hay una ingesta insuficiente a través de la dieta.

Medidas preventivas
No existen medidas preventivas específicas contra el trastorno de pica. En caso de sospecharlo en una persona allegada es importante ponerse en contacto con un psiquiatra.

LO QUE DEBES SABER…
Entre un 10% y un 30% de los niños menores de 6 años presentan esta enfermedad psiquiátrica de ingerir sustancias que no son nutritivas. A menudo se ha descrito en personas con retraso mental importante.
Suelen tener una fijación por una sustancia en concreto y la ingieren a escondidas pero, en ocasiones, lo hacen públicamente para llamar la atención.
El diagnóstico se basa en una anamnesis del paciente y unos criterios específicos. Al no existir un fármaco específico, su tratamiento consistirá en seguir una terapia psicológica.

Tratado de pediatría de Nelson, Behrman, Kliegman, Jenson 18va edición

Por otro la Cortesía  del Dr. David Cañadas Bustos Especialista en Medicina General
Médico consultor de Advance Medical (https://www.salud.mapfre.es/salud)


Volver a inicio