Búsqueda personalizada

El síndrome de muerte súbita infantil (SMSI) se define como la muerte súbita de un lactante, que no era esperada por su historia y que se queda sin explicación tras un estudio posmortem que debe incluir una autopsia completa, la investigación del lugar de la muerte y la revisión de la historia médica. La autopsia resulta fundamental para reconocer las causas naturales de muerte, como anomalías congénitas o infecciones y para excluir traumatismos por malos tratos infantiles. La autopsia no puede distinguir el SMSI de la asfixia intencionada, pero la valoración del lugar de la muerte y la historia médica pueden resultar útiles cuando se evidencien faltas de consistencia.

Factores genéticos y biológicos que se asocian con mayor riesgo del síndrome de  la muerte súbita infantil.

1. Regulación deficiente del control autonómico del tronco del encéfalo (cerebro):
Despertar/autorresucitación.
Respuesta ventilatoria.
Patrón respiratorio.
Frecuencia cardiaca.
Temperatura.
Tono vagal.
Presión arterial.
Ritmo vigilia/sueño.

2. Antecedentes familiares de SMSI en un hermano.
3. Episodios idiopáticos aparentemente letales.
4. Prematuridad.
5. Enfermedades metabólicas por defectos de los ácidos grasos.
6. Respuesta inflamatoria/inmunitaria anormal frente a la infección.
7. En el estudio del corazon el electrocardiograma muestra el llamado síndrome QT prolongado.
 

Factores ambientales que se asocian con mayor riesgo del síndrome de  la muerte súbita infantil.

Factores de riesgo maternos:

1. Tabaquismo.
2. Exposición a drogas (cocaina, heroina).
3. Deficiencia nutricional.
4. Asistencia prenatal inadecuada.
5. Bajo nivel socio económico.
6. Juventud. bajo nivel educativo.
7. Soltería.
8. Multiparidad.
9 Corto intervalo entre gestaciones.
10. Hipoxia intrauterina.
11. Retraso del crecimiento fetal.


Factores de riesgo del lactante:

1. Edad (pico entre 2 4 meses, aunque puede estar disminuyendo.
2. Sexo masculino.
3. Raza/etnia, mas en afroamericanos y nativos americanos.
4. Retraso del crecimiento.
5. No usar chupete.
6. Prematuridad.
7. Posición de prono (y lateral) durante el sueño.
8. Enfermedad febril reciente.
9. Exposición al tabaco (prenatal y post natal).
10. Superficie blanda para dormir, cama blanda.
11. Estrés térmico o sobrecalentamiento.
12. Estaciones frías, y en países fríos por falta de calefacción central.

 Como se reduce el riesgo del  síndrome de  la muerte súbita infantil?

Este objetivo se puede conseguir, o ha demostrado la importante disminución de la incidencia de SMSI por el menor uso de la postura de prono para dormir. Las pautas la American Acaderny of Pediatrics para reducir el riesgo de SMSI un lactante concreto son adecuadas para la mayoría de ellos, aunque médicos y otros profesionales sanitarios pueden recomendar alternativas según el caso. Las principales pautas son:

1. Se debe colocar a los lactantes a término y prematuros en posición de supino durante el sueño. La postura supina no tiene ningún efecto negativo sobre la salud. No se recomienda dormir de lado.

2. El mejor lugar para que duerma el niño es un cuco que cumpla todos los estándares de seguridad establecidos por el gobierno. No se establecido criterios de seguridad para bassinets ni cunas. Las superficies para dormir diseñadas para adultos pueden suponer un riesgo los niños, por ejemplo, de atrapamiento.

3. Los lactantes no deben dormir en camas de agua, sofás, colchones blandos u otras superficies blandas.

4. Se deben evitar los materiales blandos en el lugar donde duerme y no se le deben poner encima, debajo, ni cerca de él. Entre ellos se incluyen la almohadas, los edredones, las mantas, los borreguitos y juguetes blandos. Como la ropa de cama mal ajustada puede suponer un riesgo, no se deben usar sábanas y, si se hace, deben ser ajustadas al colchón del cuco. Se puede usar un saco en lugar de las sábanas.

5. Compartir la cama o dormir con el niño puede resultar peligroso en algunos casos. Los adultos (que no sean los padres) y los niños, incluidos otros hermanos, no deben compartir la cama con el lactante. Los padres tampoco deben hacerlo si fuman o consumen sustancias, o drogas o alcohol, que puedan alterar su capacidad de despertarse. alternativa a compartir la cama es colocar el cuco cerca de la cama paterna.

6. Se debe evitar el sobrecalentamiento y el exceso de ropa. El lacte debe usar ropa ligera mientras duerme y se debe ajustar el termostato una temperatura agradable.

7. Los lactantes deben estar algún rato en postura prona mientras despiertos y vigilados. Alternar la posición de la cabeza del niño y orientación en el cuco puede ayudar a evitar que se aplane la cabeza la postura de supino.

8. No se recomiendan los dispositivos diseñados para mantener la a durante el sueño o reducir el riesgo de re-respiración.

9. La monitorización a domicilio de la función respiratoria, cardíaca y de la saturación de oxígeno puede resultar útil en algunos casos selección dos que padezcan una inestabilidad extrema, aunque no existen evidencias de que su uso reduzca la incidencia de SMSI, por lo que se puede recomendar con este fin.


Volver a inicio