Búsqueda personalizada





 

 

 

 

Infecciones por Moraxella catarrhalis.

Manifestaciones clínicas. En los niños las infecciones comunes incluyen la otitis media aguda y la sinusitis paranasal. Puede producirse una infección bronco-pulmonar, que a menudo aparece en pacientes con enfermedad pulmonar crónica. Las manifestaciones raras consisten en la bacteriemia en niños sanos o inmunocomprometidos (a veces asociada con infecciones focales como osteomielitis, artritis séptica, abscesos o una erupción cutánea indistinguible de la observada en la meningococemia) y la conjuntivitis o la meningitis en neonatos.
 
Etiología. Moraxella catarrhalis es un diplococo gramnegativo. Prácticamente el 100% de las cepas producen la (aquí va el signo del beta)-lactamasa que media la resistencia a las penicilinas.

Epidemiología. Moraxella catarrhalis forma parte de la flora normal de las vías aéreas superiores de los seres humanos. Se supone que la transmisión se produce por contacto directo con secreciones respiratorias contaminadas o por diseminación de microgotas. La infección es más frecuente en lactantes y niños pequeños, pero ocurre en personas de todas las edades. No se ha estudiado la transmisión en familias, escuelas y centros de cuidado infantil. No se conoce la duración del estado de portador en los niños infectados y colonizados ni el período de contagiosidad.


El período de contaminación se desconoce.

Pruebas diagnósticas. El microorganismo puede aislarse en agar sangre o agar chocolate con incubación en aire o con CO2 elevado. El cultivo de aspirados del oído medio o de los senos paranasales está indicado en los pacientes con una infección extraordinariamente grave, en los que no responden al tratamiento y en recién nacidos u otros niños muy susceptibles. La recuperación simultánea de M.catarrhalis con otros patógenos (Streptococcus pneumoniae o Haemophilus influenzae) es posible e indica una infección mixta.

Tratamiento. Aunque la mayor parte de las cepas de Moraxella producen beta-lactamasa y son resistentes a la amoxicilina in vitro, este agente sigue siendo eficaz como tratamiento empírico para la otitis media y otras infecciones de las vías aéreas. Cuando se aísla M. catharralis a partir de muestras obtenidas en forma apropiada (líquido del oído medio, aspirados de los senos paranasales o secreciones del tracto respiratorio inferior) o cuando el tratamiento inicial ha fracasado las opciones antibióticas apropiadas incluyen amoxicilina-clavulanato, cefuroxima, cefprozil, eritromicina, claritromicina, azitromicina y TMP-SMX. Si se requiere administrar agentes parenterales para tratar la infección por M. catarrhalis los datos obtenidos in vitro indican que los siguientes fármacos son eficaces: cefuroxima, cefotaxima, ceftriaxona, ceftazidima y TMP-SMX.

Aislamiento del paciente hospitalizado. Se recomiendan las precauciones universales.

Medidas de control. No se requiere ninguna.

Volver a inicio