Búsqueda personalizada




 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

MILIARIA

Sinonimia Sudamina, salpullido.

Definición. Se debe a la obstrucción de los conductos de las glándulas del sudor que todos tenemos en la piel. Parece que está relacionada con el calor. Sale en verano, pero también en invierno, cuando se abriga mucho al niño.

Salen granos del tamaño de una cabeza de alfiler que suelen ser rojos (miliaria rubra) o bien blancos (miliaria cristalina). Se da más en las zonas de la piel donde hay más glándulas del sudor, es decir, la frente, la cara, el cuello, el pecho o la espalda.

Una definición mas en relación al campo médico es entonces  una dermatosis por retención de sudor; se presenta por elevación de la temperatura y humedad del ambiente; se caracteriza por numerosas pápulas o papulovesículas perladas o eritematosas pruriginosas que predominan en tronco y extremidades.

Datos estadísticos Se observa en cualquier edad y sexo; predomina en niños. En la consulta dermatológica pediátrica ocupa el décimo cuarto lugar. Aumenta su frecuencia en regiones tropicales y en meses de calor.

Etiopatogenia Restos de queratina macerados en una atmosfera húmeda ocasionan obstrucción terminal del conducto sudoral ecrino, lo que determina retención del sudor y anhidrosis secundaria; este trastorno se debe al aumento de la temperatura ambiental, a la protección excesiva con ropa, curas oclusivas o uso de pañales de plástico. Por otra parte el sudor actúa como irritante primario por su alta concentración de cloruro de sodio, lo que ocasiona prurito; se ha demostrado experimentalmente una relación cuantitativa paralela entre la presencia de flora bacteriana y la supresión del sudor.

 

Existen 3 variedades:

A. MILIARIA CRISTALINA
Es la más superficial, produce una obstrucción del poro sudoral a nivel de la capa cornea de la epidermis. Vesículas en gotas de rocío. Son pasajeras, son asintomáticas y desaparecen sin tratamiento.

B. MILIARIA RUBRA
Es la más frecuente.
Hay obstrucción del poro al nivel de la región subcórnea (epidermis). Hay presencia de pápulas con prurito o ardor intenso en áreas de cara, tronco, cuello, cuero cabelludo.
Además de las pápulas podemos encontrar vesículas, pústulas y ulceraciones (raras).


C. MILIARIA PROFUNDA
Se presenta en la parte superior del corión (dermis superior), hay obstrucción del poro y presencia de pápulas. Es una afección poco frecuente, la piel se observa como "piel de ganso", es asintomática.

Cuadro clínico Dermatosis diseminada a cuello, tórax, pliegues, extremidades y cara; constituida por numerosas pápulas o papulovesículas perladas o eritematosas que evolucionan por brotes, remiten sin dejar huellas, sólo una descamación fina. Con frecuencia se infectan secundariamente.
Se llama miliaria cristalina a la formada por vesículas translúcidas de aspecto perlado, puntiformes, muy superficiales y frágiles que se rompen con la sola fricción del baño.
La miliaria rubra o burbuja es muy pruriginosa; las vesículas son profundas e inflamatorias.

La periporitis es la infección de este cuadro vesiculoso; se caracteriza por micropústulas que se presentan sobre todo en lactantes y predominan en el dorso de la nariz, piel cabelluda y frente.

La miliaria apocrina o enfermedad de Fox-Fordyce es casi exclusiva de mujeres; origina vesículas transparentes pruriginosas en axilas y periné; aparecen por estímulos psicoafectivos o genitales, no termodinámicos.

Datos histopatológicos Vesícula intraepidérmica con hiperqueratosis paraqueratósica que muestra acumulación de un material PAS-positivo y leucocitos que bloquean el poro glandular superficial. Puede haber espongiosis periductal, y en dermis infiltrados inflamatorios.

Diagnóstico diferencial Herpes y otras erupciones virales.

Tratamiento

a) Evitar la sudoración: No cubrir con ropa gruesa
Baños hasta 3 veces al día
No exposición al sol
Evitar actividad física excesiva
No agitación
Mantenerse en ambientes frescos

b) Evitar que aumente la temperatura corporal
c) Antihistamínicos: antipruriginosos
d) Corticoesteroides tópico: Hidrocortisona 1%, mometasona.
e) Medidas: Uso de jabones suaves
No restregar la piel fuertemente

Baños de inmersión y aseo enérgico y repetido, ambiente seco y fresco. Evitar el ejercicio físico y el abrigo exagerado o el uso de fibras de material sintético; usar ropa holgada. Si hay infección secundaria, fomentos con sulfato de cobre a 1 por 1 000. Se pueden indicar polvos secantes como talco, almidón u óxido de cinc o lociones simples. Si hay datos de infección secundaria también es útil el vioformo que además puede prevenir nuevos brotes al disminuir la población bacteriana.

Bibliografía
Erhard, H. and Kligman, A.: The pathogenesis of miliaria rubra. Br. J. Derm., 99:117-137, 1978.

Volver a inicio