Búsqueda personalizada

Leucopenia

1.  Leucopenia constitucional. Rarísima, pero digna de tenerse en cuenta ante una leucopenia persistente signo patológico ni causa morbosa reconocible. Sería frecuente, según MALLERMÉ, en deprimidos, agotados, a menudo en hepáticos.

2.  Leucopenia digestiva (postprandial) en vegetativo=lábiles por  ingestión de alimentos proteicos o de otra clase a los cuales está sensibilizado el enfermo (VAUGHAN); es la llama crisis hemoclásica de Widal, el cual suponía se trataba de una insuficiencia hepática en la función proteopéxica.

3.  Leucopenia por escalofríos, durante y después de los mismos. Es una falsa leucopenia "de distribución", es decir, por acumulación espláncica. Tiene interés para no considerar a la ligera como leucopenizante la infección causal de los escalofríos, pues se trata de un fenómeno inespecífico.

4. Leucopenia infecciosa. En general, en las infecciones por bacilos (especialmente salmonelosis), en casi todas las enfermedades víricas (excepto las neurotropas que suelen presentar neutrofilia inicial), y en las protozoosis:

a.  Fiebre tifoidea y otras salmonelosis (paratifus B).

b.  En las brucelosis: fiebre de Malta y Bang.

c.  Ciertas enfermedades exantemáticas: sarampión, rubéola, varicela (en el período preeruptivo y en el eruptivo antes de la supuración, especialmente en las formas graves y en la púrpura variolosa), eritemia súbito (intensa leucopenia, casi sólo linfocitos).

d.  Otras infecciones víricas: gripes, neumonía atípica primaria, fiebre papataci, dengue, psitacosis, fiebre amarilla.

e.  Otras infecciones bacterianas poco frecuentes: tularemia, muermo (inconstante), etc. La "angina neutropénica" (J. DÍAZ) benigna, subaguda.

f.  En infecciones por protozoos: kala.azar, paludismo (entre los accesos, o al pasar a la cronicidad), tripanosomiasis.

g.  En la tuberculosis miliar con  meningitis (subsisten los eosinófilos).

h. En ciertas sepsis malignas, aun debidas a piógenos, después de leucocitosis inicial y como signo de fracaso defensivo (persiste la notable desviación izquierda); en la endocarditis lente con frecuencia, y también en la septicemia tuberculosa (tifobacilosis). En la sepsis por piociánico, es relativamente frecuente la leucopenia con granulopenia e incluso  agranulocitosis en los los casos graves (HITTMAIR).

i.  En rickettsiosis de forma inconstante: en el primer período de tifus endémico o murino y, más raramente en los casos de tifus exantemático epidémico. También en la fiebre Q se registra a menudo una discreta elucopenia.

j.  En algunas micosis: histoplasmosis (seudo kala azar).

5.  Leucopenia tóxica: En intoxicaciones profesionales o medicamentosas, por benzol, metales pesados (Bi, Au), antimonio, arsénico, piramidón, sulfamidas, tiuracilo, mostazas nitrogenadas o sulfuradas, aminopterina, etc. (ver "Agranulocitosis"). También por la inyección de albúminas heterólogas, almidón, glucógeno, goma arábiga, etc.

 Se ha descrito en Rusia una una "aleuquia toxialimentaria" por consumo de granos de cereales parasitados por hongos.

6.  Leucopenia en hemopatías.

a.  En las anemias: hipocroma esencial, aplástica o perniciosa (con hipersegmentación).

b.  En el comienzo de la mononucleosis.

c.  En ciertas formas de leucemia aguda y leucemias "aleucémicas".

d.  En el mieloma (constante sólo al final).

e.  En la panmieloptisis (con panhemocitopenia). Se han citado también leucopenias en los procesos de ocupación o infiltración de la medula ósea por tejido xantomatoso o por proliferación fibrosa u ósea (osteosclerosis), pero se trata de cifras casi normales.

f. En la neutropenia o agranulocitosis ciclica (véase) "Agranulocitosis").

7.  Leucopenia en afecciones hepatosplénicas. Se interpretan como inhibición esplenopática de la medula ósea. Cirrosis hepática con esplenomegalia o sin ella (en los brotes), trombosis de la vena porta o esplénica, síndrome de Banti, enfermedad de Gaucher, esplenomegalias primitivas luéticas, tuberculosis del bazo; en la forma abdominal, con hepatosplenomegalia, de la linfogranulomatosis de Hodgkin, y en general afecciones que cursan con hiperesplenia ("esplenomegalia neutropénica", etc). Pertenecen a este grupo también la ya citada de la tifoidea, brucelosis, paludismo crónico y la que se registra en el síndrome de Felty.

8.  Leucopenia alérgica. En el shock anafiláctico, en la proteinoterapia y ciertos estados alérgicos.

9.  Leucopenia en afecciones reumáticas: en el síndrome de Still (inconstante y de escaso grado), y especialmente en el de Felty (constante y a veces pronunciada).

10.  Leucopenia por radiaciones. Roentgen, radium, thorium y otras substancias radiactivas (isótopos), por ejemplo, en las leucemias tratadas con radioterapia o con fósforo radiactivo.

11.  Leucopenia carencial. En la "enfermedad del hambre" se registra en ocasiones, pero siempre de escaso grado y acompañada de anemia. También moderada en el escorbuto grave (CRANDON). También se ha descrito en procesos consuntivos o caquectizantes, o  en personas de edad desnutridas. En el sprue, aunque corrientemente la cifra de leucocitos es normal, pueden registrarse casos con leucopenia a veces marcada (RODRÍGUEZ.MOLINA). En casos de pelagra suele observarse leucopenia con linfocitosis, pero no siempre.

12. Leucopenia en endocrinopatías. En la mixedema, inconstantemente y de escaso grado. En la enfermedad de Basedow con linfocitosis relativa (KOCHER). En la caquexia de Simmonds y otras insuficiencias hipofisarias graves.

13.  Leucopenia en colagenosis y afecciones poco conocidas: Lupus eritematoso agudo diseminado, edema crónico hipotalámico (LICHTWITZ), esclerodermia, etc.

14.  Leucopenia en neoplasias por invasión metastásica extensa de la medula ósea. Suele ser moderada e inconstante: en otros casos se registra leucocitosis.

15.  Leucopenia en el abdomen agudo:  en algunos casos de perforación gástrica.

16.  Leucopenia en la epilepsia. Antes y durante la crisis se presenta leucopenia. Después de ella leucocitosis, que alcanza su máximo a las 6 horas.

Agranulocitosis y granulocitopenias

   La desaparición o notable disminución de los leucocitos de estirpe medular o morfológicamente "granulocitos" puede originarse según dos mecanismos principales: por sensibilización . medicamentosa...

Volver a inicio                                                                                               Volver a la página anterior