Búsqueda personalizada






























¿Qué es la influenza porcina?

La gripe A (H1N1) de 2009 es una pandemia causada por una variante del Influenzavirus A de origen porcino (subtipo H1N1). Esta nueva cepa viral es conocida como gripe porcina (nombre dado inicialmente), gripe norteamericana (propuesto por la Organización Mundial de la Salud Animal) y nueva gripe (propuesto por la Unión Europea), nomenclaturas que han sido objeto de diversas controversias. El 30 de abril de 2009 la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió denominarla gripe A (H1N1). Ésta es una descripción del virus en que la letra A designa la familia de los virus de la gripe humana y de la de algunos animales como cerdos y aves y las letras H y N (Hemaglutininas y Neuraminidases) corresponden a las proteínas.

El origen de la infección es una variante de la cepa H1N1, con material genético proveniente de una cepa aviaria, dos cepas porcinas y una humana[68] que sufrió una mutación y dio un salto entre especies (o heterocontagio) de los cerdos a los humanos,[69] y contagiándose de persona a persona. Según expertos (como el jefe del Departamento de Microbiología del Hospital Mount Sinai de Toronto, el doctor Donald Low), está por confirmarse la relación entre el virus de la gripe porcina H1N1 y el de los casos confirmados en México.

El 11 de junio de 2009 la Organización Mundial de la Salud (OMS) la clasificó como de nivel de alerta seis; es decir, pandemia actualmente en curso que involucra la aparición de brotes comunitarios (ocasionados localmente sin la presencia de una persona infectada proveniente de la región del brote inicial). Ese nivel de alerta no define la gravedad de la enfermedad producida por el virus, sino su extensión geográfica. La tasa de letalidad de la enfermedad que inicialmente fue alta, ha pasado a ser baja al iniciar los tratamientos antivirales a los que es sensible, sin embargo la futura evolución del virus es impredecible, como constata la directora general de la OMS Margaret Chan el 4 de mayo, ya que "puede que en un mes este virus desaparezca, puede que se quede como está o puede que se agrave."

Es una enfermedad respiratoria de los cerdos,  que provoca con frecuencia brotes de influenza entre estos animales. Aunque, por lo general, los virus de la influenza porcina no infectan a los humanos se han presentado en algunas ocasiones casos de infecciones en personas. Los casos en humanos se presentan con mayor frecuencia en personas que están en contacto con cerdos.

¿Como se propaga??

Los virus de la influenza se pueden transmitir directamente de los cerdos a las personas y de las personas a los cerdos. Las infecciones en humanos por los virus de la influenza de los cerdos tienen más probabilidad de presentarse en las personas que están en contacto cercano con cerdos infectados, como los que trabajan en criaderos de cerdos y los que participen en ferias de exhibiciones de animales de cría. La transmisión de la influenza porcina entre humanos se cree que se transmite de la misma manera que la influenza estacional, principalmente de persona a persona cuando una persona con influenza toso o estornuda. Algunas veces, las personas pueden contagiarse al tocar algo que tiene el virus de la influenza y luego llevarse las manos a la boca o la nariz.

Los virus de la gripe por A (H1N1) son en su mayoría del subtipo H1N1, pero también circulan entre los cerdos otros subtipos, como H1N2, H3N1 y H3N2. Estos animales pueden verse infectados asimismo por virus de la gripe aviar y por los virus gripales estacionales que afectan al hombre. Se cree que el virus porcino H3N2 procede del ser humano. A veces los cerdos se ven infectados simultáneamente por más de un tipo de virus, lo que permite a éstos intercambiar genes. El resultado puede ser un virus gripal con genes de diversa procedencia, lo que se llama un virus "reagrupado". Aunque los virus de la gripe porcina son normalmente específicos de esa especie, en ocasiones saltan la barrera interespecies y provocan la enfermedad en el hombre.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de influenza porcina en las personas son similares a los de la influenza estacional común, y entre estos se incluyen fiebre, letargo, falta de apetito y tos. Algunas personas con influenza porcina han reportado también secreciones nasales, dolor de garganta, náuseas, vómitos y diarrea.

¿Como se diagnostican las infecciones por influenza porcina en humanos?

Para diagnosticar una infección de influenza porcina del tipo A, se debe recoger una muestra obtenida del aparato respiratorio entre los primeros 4 a 5 días de infección (cuando un persona infectada tiene más probabilidad de estar contagiando el virus). Sin embargo, algunas personas, especialmente los niños, pueden diseminar el virus durante 10 días o más. Para la identificación y confirmación del virus de la influenza porcina del tipo A es necesario enviar la muestra a los CDC para que se realicen pruebas de laboratorios.

¿Existen medicamentos para el tratamiento de las personas con infecciones por influenza porcina?

Sí. Los CDC recomiendan el uso de oseltamivir y zanamivir para el tratamiento o la prevención de la infección por los virus de la influenza porcina.

¿La vacuna contra la influenza protege contra la influenza porcina tipo H1N1?

La vacuna contra la influenza estacional protege a las personas contra tres cepas de los virus de la influenza: un virus A (H3N2) y un virus B. Es poco probable que la vacuna contra la influenza estacional proporcione protección contra los virus H1N1 de la influenza porcina.

¿El virus de la influenza porcina H1N1 es igual a los virus H1N1 de la influenza en los seres humanos?

No. El virus H1N1 de la influenza porcina es muy diferente a los virus H1N1 de los humanos y H1N1 de la influenza aviar. Los anticuerpos de los virus H1N1 de la influenza aviar, porcina y humana proporcionan poca protección, si es que lo hacen, contra el virus H1N1 de cada una de las otras especies.

¿Con qué frecuencia las personas se contagian con la influenza porcina tipo H1N1?

Aunque, por lo general, los virus de la influenza porcina no infectan a las personas, se han presentado casos esporádicos de infecciones en seres humanos. En los Estados Unidos, en el pasado, los CDC recibían notificaciones de un caso de infección por el virus de la influenza porcina en seres humanos cada uno o dos años aproximadamente; si embargo, desde diciembre del 2005, se han reportado 14 casos de infecciones de la influenza porcina en personas.

¿Con anterioridad se han presentado casos de contagio del virus de la influenza porcina de persona a persona?

Sí. Ha habido algunos casos documentados de personas que han contagiado el virus de la influenza porcina a otras personas. Por ejemplo, en Wisconsin en 1988, un supuesto brote de infecciones por influenza porcina en cerdos, causó múltiples infecciones en seres humanos y aunque no se estableció un brote en la comunidad, se identificaron anticuerpos que comprobaron la transmisión del virus de un paciente a personal de atención médica. (Well D, JAMA 1991).

¿Que se hace para detectar otros casos de infecciones en personas por el virus H1N1 de la influenza porcina una vez que se ha detectado un caso?

Se realizan investigaciones epidemiológicas para detectar otros casos de infección por influenza porcina en humanos, entre las que se incluye el rastreo de contactos que tuvieron ambos pacientes. También se incrementa la implementación de medidas de vigilancia para detectar las infecciones de los virus de la influenza porcina en las personas.

¿Por cuanto tiempo puede una persona infectada propagar la influenza a otras?

Se debe considerar que las personas infectadas por el virus de la influenza porcina son potencialmente contagiosas mientras manifiesten síntomas y posiblemente hasta 7 días después de que aparezcan los mismos. Los niños, especialmente los más pequeños, pueden ser más contagiosos durante periodos más largos.

¿Qué puedo hacer para evitar enfermarse?

En el momento no hay disponible una vacuna contra la influenza porcina. Hay medidas que usted puede tomar diariamente para ayudar a prevenir la propagación de gérmenes que causan enfermedades respiratorias como la influenza. Siga estos pasos todos los días para proteger su salud:

  • Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar. Bote el pañuelo a la basura después de usarlo.

  • Lávese las manos a menudo con agua y jabón, especialmente después de toser o estornudar. Los desinfectantes para manos a base de alcohol tambien son eficaces.

  • Trate de evitar el contacto cercano con personas enfermas.

  • Si se enferma de influenza, los CDC recomiendan que se quede en casa, que no vaya al trabajo o a la escuela y que limite el contacto con otras personas para evitar infectarlas. Trate de no tocarse los ojos, la nariz ni la boca. Esta es la manera en que se propagan los gérmenes.

¿Que debo hacer si me enfermo?

Si usted vive en el condado San Diego o Imperial en California o en el Guadalupe en Texas y se enferma manifestando síntomas parecidos a la de influenza, que incluyan fiebre, dolores en el cuerpo, secreciones nasales, dolor de garganta, náuseas, vómito o diarrea, puede contactar a su proveedor de atención médica, en especial si le preocupan sus síntomas. Su personal de cuidados médicos determinará si es necesario hacerle pruebas de detección de la influenza o darle tratamiento.

Si está enfermo, se debe quedar en casa y evitar el contacto con otras personas tanto como sea posible para evitar propagar su enfermedad a otros.

Si se enferma y presenta alguno de los siguientes signos de advertencia, busque atención médica de inmediato.

En los niños, los principales signos de emergencia que requieren atención médica inmediata son:

  • Respiración rápida o dificultad para respirar.

  • Color azulado en la piel.

  • Poco consumo de líquidos.

  • No se levanta ni interactúa con otras personas.

  • Irritabilidad extrema que hace que el niño esté tan molesto que no quiere que lo carguen.

  • Síntomas parecidos a los de la influenza que se mejoran pero que reaparecen con fiebre y tos más grave.

  • Fiebre con sarpullido.

En los adultos, los principales signos de emergencia que requieren atención médica inmediata son:

  • Dificultad para respirar o falta de aliento.

  • Dolor o presión en el pecho o abdomen.

  • Mareo repentino.

  • Confusión.

  • Vómito fuertes o persistentes.

¿Me puede dar influenza porcina por comer o preparar carne de cerdo?

 

No. Los virus de la influenza porcina no se transmite por los alimentos. Usted no puede contraer influenza porcina por comer carne de cerdo o sus productos derivados. No hay riesgos si se come carne de cerdo y sus derivados que han manipulados y cocinados de manera adecuada.

Se puede obtener más información sobre la influenza porcina en www.cdc.gov/flu/swine, o llamando al 1-800-CDC-INFO.

 

Volver a inicio