Búsqueda personalizada

 

Es la infección cutánea bacteriana más frecuente en pediatría. Muy contagiosa  donde hay lesiones superficiales con líquido en su interior como ampollas y vesículas. Luego se secan y quedan costras color miel.  Los gérmenes que habitualmente la causan son Estreptococo del grupo A y el Staphylococcus aureus.

Muchas veces lesiones de la piel como ampollas de herpes simple 1 (bucal) o 2 (genital) se lastiman por rascado o roce y se infectan con bacterias o impetiginizan. Eso requiere tratamiento para el herpes virus por un lado ( con un antiviral)y por el otro para la bacteria agregada con un antibiótico.

Las lesiones se acompañan de un dolor escaso o nulo y los síntomas generalizados suelen estar ausentes.  

 

El grupo de edad mas afectado corresponde a niños entre 3 y 7 años de edad. 

 

Existen dos tipos o formas: Ampolloso o No Ampolloso.

 

El impétigo no ampolloso o clásico es el más común. Mas del 70% de los casos corresponden a esta forma.

 

Las lesiones características aparecen en sitios donde existen otras lesiones o puertas de entrada a infección, como lo son las lesiones secundarias a picaduras de insectos, lesiones por varicela, por sarna, quemaduras o heridas de origen traumático. Son mas  frecuentes encontrarlo en cara o extremidades

 

Existen dos formas según su localización (localizado o generalizado que abarca mayor superficie corporal del paciente).

 

Inicialmente la lesión es una vesícula o pústula, luego se transforma en una lesión costrosa amarillenta o de color miel, pudiéndose extender  por contagio directo a otras partes (es altamente contagioso, ya que al tocarlo el niño traslada los gérmenes a otras partes de su cuerpo o a familiares y amigos).

 

No se acompaña de signos generales como la fiebre, si se pueden encontrar ganglios aumentados de tamaño en las cercanías de la región afectada.

 

La causa es bacteriana siendo el Staphilococo Aureus el germen más frecuente y en segundo lugar el Streptococo B Hemolítico del grupo A.

 

El Impétigo del tipo Ampolloso es más frecuente en lactantes y niños pequeños  causado también por el Stafilococo Aureus.

 

 

 

El Impétigo Ampolloso es mas común verla en lactantes y niños pequeños y siempre esta causado por cepas de Estafilococo Aureus Coagulasa positivo. Aparecen ampollas flácidas y transparentes en la piel de la cara, glúteos, tronco, perine y extremidades. El Impétigo ampolloso neonatal suele comenzar en la zona del pañal. La rotura de las ampollas suceden con facilidad y deja una zona erosionada, superficial y húmeda con un delgado ribete de escamas. no suele haber eritema alrededor de las lesiones ni adenopatías. A diferencia del Impétigo No Ampolloso, las lesiones de Impétigo Ampolloso son una manifestación local del Síndrome de Piel Escaldada y por estafilococo y aparecen en piel sana.  

 

Tratamiento

Las lesiones deben ser limpiadas con agua y jabón blanco, evitar secar con toallas que se compartan. Es aconsejable secar con gasas o papel suave que se pueda descartar. Deberían aflojarse las costras por ejemplo con compresas húmedas con Agua de D'Alibour diluída en 3 partes de agua (1 tapa de este Agua antiséptica más tres tapas de agua potable) o con Agua Blanca. Evitar el rascado con uñas cortas y con algún antialérgico como  la desloratadina, levocetirizina o la fexofenadina para aliviar el prurito.
Se pueden aplicar antibióticos en cremas para lesiones bien localizadas y poco extensas con buena efectividad. Los antibióticos locales efectivos para el Impétigo son mupirocina, ácido fusídico o bacitracina.
Cuando la infección de la piel es muy grande o hay compromiso general con fiebre y malestar se deben dar antibióticos por vía oral resistentes a la beta lactamasa,  además de los cuidados externos a las lesiones. La Cefalexina y la Amoxicilina con ácido clavulánico pueden ser prescritos, igualmente el Cefadroxilo o en casos mas severos el Ceftibuten. Si a la semana no hay mejoría se deje descartar resistencia antibiótica o falta de cumplimiento de las indicaciones del tratamiento por parte del paciente. 
La cefalexina se indica cada 6 horas en comprimidos de 500 mg en adultos. En niños en dosis de 40 mg/kg/día dividido en 3 o 4 tomas. El tratamiento se debe sostener 10 días.
Evitar que la persona enferma comparta su ropa y utensilios hasta que no pasen algunos días con tratamiento  antibiótico para evitar seguir contagiando. E higienizar todo muy bien por si quedaron bacterias en las cosas.

Las complicaciones que aunque raras son peligrosas y van relacionadas a la infección por los Estreptococos como son la Fiebre Reumática y el Síndrome Nefrítico, la osteomielitis, la artritis séptica, la neumonía y la septicemia.

 Volver a inicio