Búsqueda personalizada







El hipo, un síntoma muy frecuente en bebés, es inofensivo, no requiere tratamiento y, en realidad, causa más incomodidad a los padres que al propio niño.
 

El hipo es producido por la inmadurez del sistema nervioso que provoca contracciones repentinas e irregulares del diafragma o músculo de la respiración. Puede ocurrir por una ingestión excesiva de alimentos, por un sorbo rápido, por tragar aire o, incluso, por algúncambio de temperatura.


El músculo diafragmático que separa la cavidad torácica del abdomen tiene un pequeño espasmo, que hace que las cuerdas vocales se cierren cuando su hijo inhala y produce el sonido de "hip".


Un bebé tiene más riesgo de tener hipo si traga aire mientras está siendo amamantado. En este caso, la mamá debe dejar de dar el pecho al bebé y después de algunos minutos, debe reiniciar el amamantamiento, pero teniendo cuidado para evitar la entrada de aire.


Causas del hipo:


La razón más frecuente de la aparición de un hipo en el bebé es aquella la técnica de alimentación que permite que junto con la leche entre mucho aire por un lado de la boca. Ello se debe a que el biberón tiene orificios tan grandes que permiten el paso de mucho aire o a que no tiene una mamadera que le cubra toda su boquita o, si es amamantado, el bebe toma el pecho incorrectamente y ello permite que el aire pase al estómago del niño. También puede deberse a indigestión, estomago vacío o fatiga.

 

La madre debe evitar que el bebe aspire mucho aire practicando las siguientes medidas:
 

  • Si el bebé tiene hipo antes de la toma, le damos un suave masaje en torno al ombligo para ayudarlo a eliminar los gases que puedan estar presionando el diafragma y favoreciendo el hipo.


  • Si no desaparece en 5 ó 10 minutos, podemos ofrecerle unos sorbitos de agua y esperar a ver si se le pasa.

    Cuando ocurre mientras se está alimentando, hay que cambiarlo de posición y tratar que expulse el aire o que se relaje.
     

  • Si está amamantado, asegúrese de que su bebé esté chupando correctamente.

Esto lo podemos saber si su bebé esta completamente de lado, de tal manera que  el pecho de mamá y el del bebé se toquen. La boca del bebé debe abarcar por lo menos una pulgada y media de la areola y los labios deben verse hacia afuera.


El labio inferior debe abarcar más areola que el labio superior. La barbilla del bebé (no la nariz), debe tocar el pecho de la madre.

 

También se debe revisar el orificio de las tetinas, para comprobar que no sea más grande de lo necesario.

 

  • Si su hijo tiene hipo frecuentemente, deberá tratar de alimentarlo cuando esté tranquilo y antes de que se sienta excesivamente hambriento y ansioso.


  • Si el pequeño está nervioso porque tiene hambre e hipo, el contacto físico lo puede calmar un poquito.


  • Si le da masajes, continúe con ellos sólo si ve que el pequeño lo recibe con agrado. Forzarlo es peor.
     

  • Sosténgalo erguido contra su hombro y dele palmaditas.
     

  • No lo sobrealimente. Trate de alimentar a su bebé con menos cantidad pero más a menudo.


Si a su bebé le persiste el hipo por más de un día, consulte a su medico para descartar cualquier otra condición. En raros casos el hipo puede ser signo de otro padecimiento oculto aunque en este caso generalmente va acompañado de otros síntomas.

 

El hipo generalmente termina en un lapso de 5-10 min. Tan pronto avanza el aire hacia el intestino el hipo desaparece.


Con estas recomendaciones y con adecuada consejería, podemos ayudar al bebé a que el proceso sea más rápido y papá y mamá no se desesperen.

 

 Dra. Nelly Petit de Molero
Pediatra Puericultor
Presidente SVPP Filial Zulia

 

Volver a inicio