Búsqueda personalizada

 

HERNIA UMBILICAL

La hernia umbilical es un defecto congénito o de fábrica, no una mala ligadura del cordón umbilical al nacer

Cuando el orificio por donde penetran los vasos sanguíneos contenidos en el cordón umbilical, no cierra completamente, se forma lo que se conoce como una hernia umbilical.
Esta es una tumoración que incrementa su tamaño cuando el niño llora y que la madre cree en ocasiones es la causa del llanto, no siendo ésta la realidad, pues en su mayoría no son dolorosas. Tampoco es factible que el crecimiento y la tensión exagerada que algunas de estas hernias alcanzan con el llanto, pueda romperla. Por lo general, curan en los primeros dos años de vida.
Existe en esta zona una hernia llamada para o supraumbilical, no dependiente de la cicatriz del ombligo, cuyo crecimiento es oblicuo hacia abajo y que no se cura espontáneamente, pero que puede esperar su corrección quirúrgica para después del año de edad.

Se espera hasta los 2 años de edad en espera del cierre espontáneo de la misma y si esto no ocurre, debe tomarse la conducta quirúrgica, después de este periodo de tiempo.


CIRCUNCISIÓN

La circuncisión o fimosectomia es la intervención quirúrgica que más se realiza, la mayoría de las veces por rituales religiosos, otros por la menor incidencia de cáncer en los países donde esta intervención se realiza de rutina. Lo cierto es que el prepucio o piel que recubre la punta del pene, está adherida en los lactantes, por una capa de células epiteliales, impide la infección en esta área.
Al pasar de los meses, estas células van madurando y desapareciendo, hasta que a los 4 años de edad, menos del 4% de los niños la conservan parcialmente.. Por ello no es conveniente traccionar el prepucio en los menores de 4 años y en los que aún por encima de esta edad tienen dificultades para correrlo hacia atrás. Este ejercicio debe ser efectuado por el padre y no por la madre, dado que ésta lo hace con temor y con poco conocimiento.
Si el prepucio se abomba con el orín durante la micción o el chorro es delgado y llega más lejos de lo habitual, la fimosectomía debe ser considerada.
Esta intervención debe ser efectuada por un cirujano y bajo anestesia general. No hecho de está forma, mejora el funcionamiento, pero el aspecto de la parte que define al varón como tal, queda horrible, requiriendo en ocasiones una nueva intervención.

http://www.youtube.com/watch?v=VUFJByBxMG4


HERNIA INGUINAL

La hernia inguinal requiere correción quirúrgica inmediata  si está encarcelada y mediato si es simple tumoración

Cuando el orificio que comunica la bolsa en forma de dedo de guante con el abdomen es muy amplia, el paso del intestino delgado hacia la cavidad que en el hidrocele era ocupada por líquido se hace con facilidad, es lo que se conoce con el nombre de hernia. En las hembritas además de la posibilidad de que el intestino llene la luz de la bolsa, ocasionalmente el ovario o la trompa, forman el contenido de la hernia.
Estos mencionados órganos entran y salen con facilidad, pero a veces por causas que no vienen al caso mencionar, se quedan atrapados, provocando lo que se llama un encarcelamiento herniario. Esta situación debe ser corregida inmediatamente, dado que al comprimirse el o los órganos contenidos en la hernia, no les llega suficiente sangre, por lo que puede producirse necrosis (muerte) parcial del área afectada, complicando el problema.
Este fenómeno de encarcelamiento es más frecuente en menores de un año de edad, con mayor incidencia en los primeros tres meses de vida.,
Por ello es conveniente la corrección quirúrgica lo antes posible.

CRIPTORQUIDIA

La criptorquidia requiere de tratamiento quirúrgico entre los 18 a 24 meses de edad

Con este nombre conocemos a la detención del descenso de uno o ambos testículos, en la ruta que mencionamos previamente. Al no estar el testículo en el escroto, éste luce de menor tamaño y por lo general, se palpa con una tumoración en la región inguinal.
Si al año de edad el testículo no ha bajado, es muy improbable que lo haga y requiera una intervención quirúrgica antes de los 2 años de edad. Si la Criptorquidia es de ambos lados, un endocrinólogo infantil debe chequear al niño.
Cuado el niño se encuentra dentro del útero, los testículos están ubicados cerca de los riñones. Al final del embarazo comienzan a descender, para colocarse dentro de las bolsas o escrotos. Al final de este recorrido, cuando salen de la cavidad abdominal, arrastran consigo parte de la membrana que recubre por dentro esta cavidad, formando con ella una bolsita similar a un dedo de guante.
La luz de este "dedo de guante" desaparece al adherirse completamente las paredes que lo conforman. 


¿Qué pasa cuando ello no ocurre? Pueden pasar varias cosas:
Que la luz de la boca permanezca completa, dejando únicamente una pequeña comunicación con el abdomen, por la cual se llena de líquido transparente de la mencionada cavidad. Esta afección es la que se conoce con el nombre de HIDROCELE. Estos por lo general desaparecen antes del año de edad, por lo que no requieren tratamiento quirúrgico, salvo que sean demasiado grandes y tensos.
Que las membranas que conforman la bolsa, sufran adosamíentos parciales, dejando una cavidad inferior: Hidrocele Testicular (por estar al lado del testículo en el escroto) o una cavidad Su : Hidrocele del Cordón (por estar ubicado al lado del cordón de vena que vienen del testículo), también conocido como Quiste del cordón.
El Hidrocele puede variar de tamaño, de acuerdo con el diámetro de la comunicación que tenga con el abdomen, posición del niño, etc. Los mayorcitos ocasionalmente sienten sensación de peso en el lado afecto.


TORSIÓN TESTICULAR

La torsión testicular es una urgencia quirúrgica, no pensar que fue un golpe la causa del enrojecimiento de la zona

Ciertos efectos en la fijación del testículo, permiten que éste gire sobre su propio eje, impidiendo la llegada de sangre total o parcialmente este accidente puede dañar el órgano definitivamente, de allí que cuando veamos que el niño se queja de dolor testicular, con o sin enrojecimiento de la zona, no pensemos que fue un golpe o un insecto que lo picó, sino que lo hagamos ver inmediatamente por su pediatra, para descartar torsión de testículo o de uno de los órganos intraescrotales.


APENDICITIS AGUDA

Los síntomas primarios son: dolor, vómito y fiebre. No utilizar antibioticos en cuadros febriles con dolor abdominal sin consultar el médico

Esta tripita hueca situada al comienzo del intestino grueso, se enferma por dos causas: infección y obstrucción, especialmente esta última. Al taparse la misma, comienza a abombarse y si no se saca pronto, el abombamiento es tal que la perfora, derramando el contenido infectado de la misma al resto de la cavidad del abdomen, produciendo lo que conocemos con el nombre de Peritonitis.
Por lo general comienza con dolor abdominal  continuo que se incrementa pero no desaparece. En los niños muy pequeños no es muy clara la manifestación del dolor y sólo la irritabilidad, con crisis de llanto, nos puede poner en aviso.
Posteriormente aparecen los vómitos no más de dos o tres y el contenido del mismo es claro (estómago), casi nunca bilioso. Cuando la obstrucción de la apéndice es brusca el vómito es más persistente.
La fiebre puede estar ausente al comienzo, y al aparecer no es alta.
Por lo general, estas tres señales arriba mencionadas se acompañan de falta de apetito.
Mientras más temprano se diagnostique la apendicitis, menores serán los riesgos y mejor el post-operatorio, pudiendo en ocasiones dar de alta al paciente, al siguiente día de operado.
El uso de antibióticos puede disfrazar el cuadro de apendicitis, sin impedir su evolución, confundiendo al cirujano infantil, con otros cuadros similares, de allí que estas drogas no deben ser usadas en dolores abdominales con o sin diarrea, antes de descartar la apendicitis aguda.

Colaboración del Dr. Alberto Pérez Martínez. Cirujano Pediatra. Estado Carabobo. Venezuela

Volver a inicio



















Para mayor información en videos puede visitar http://www.cirurgiaobesidade.com.br/