Búsqueda personalizada
 

 









Los hemangiomas son vasos capilares que crecen de manera anómala en recién nacidos. Son verdaderos tumores de capilares sanguíneos, en el sentido que tienen una capacidad de crecimiento rápido. Dicho de otra manera, las células que forman el hemangioma (o angioma, que es lo mismo) se multiplican, y en este sentido son tumores, aunque benignos.

Estos tumores son muy frecuentes, puesto que afectan al 8% de los lactantes. Con los años tiene tendencia a aplanarse y desaparecer. Dependiendo de lo grandes que sean y de donde estén pueden ser un problema estético importante, porque supone tener un “bulto rojo” visible en la piel.

A veces los hemangiomas no solo causan un problema estético, sino que pueden dificultar la visión, si están en los párpados; la deglución, si están en la boca, o si son muy grandes, sobrecargar al corazón.

Causa de los hemangiomas
La causa última de los hemangiomas no es conocida, si bien existen diversas teorías sobre su aparición. Hay quien piensa que representan pequeños trozos de placenta implantada en la piel de los bebés. Otra teoría es que representan una manera de suplir una falta de oxigenación (hipoxia) de los tejidos durante el desarrollo embrionario.

Los hemangiomas no son hereditarios, por lo que cualquier bebe puede desarrollar un hemangioma. La incidencia global de los hemangiomas es entre el 8-10% de los lactantes, es más o menos igual en todos los países y no se ha observado un aumento en los últimos años. Los hemangiomas son tres veces más frecuentes en niñas, en prematuros y en recién nacidos de bajo peso al nacer.

Uno de los tipos más frecuentes son los llamados o llamadas "manchas de nacimiento". Estos hemangiomas son una conjunto de pequeños vasos sanguíneos que se agrupan en un área específica de la piel; por eso es que por lo general son de color rojo o púrpura. Los vasos sanguíneos son unos tubitos diminutos que transportan sangre por el cuerpo.

Nadie sabe cuál es la causa de que se agrupen los vasos sanguíneos, pero tranquiliza saber que la mayoría de manchas de nacimiento no duelen en absoluto y habitualmente no son un signo de ninguna enfermedad. Muchos recién nacidos tienen este tipo de marcas en sus cuerpos, quizás entre las cejas (donde se denominan "besos de ángel"). Estas manchas de nacimiento suelen provenir de vasos sanguíneos más anchos y por lo general desaparecen pronto.

Son marcas cutáneas formadas por vasos sanguíneos cerca de la superficie de la piel. Aparecen antes o poco después del nacimiento.

Hay dos categorías principales de marcas de nacimiento:

Las marcas de nacimiento rojas que están compuestas de vasos sanguíneos cerca de la superficie de la piel. Se las denomina marcas de nacimiento vasculares.
Las marcas de nacimiento pigmentadas que son zonas en las cuales el color de la marca es diferente del color del resto de la piel.
Los hemangiomas son un tipo común de marcas de nacimiento vasculares. Sus causas se desconocen. El color es causado por el crecimiento de vasos sanguíneos en el sitio. Los distintos tipos de hemangiomas incluyen:

Los hemangiomas fresa (nevos en fresa, nevo vascular, hemangioma capilar, hemangioma simple) pueden aparecer algunas semanas después del nacimiento. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero en su mayoría se encuentran en el cuello y la cara. Estas zonas están formadas por pequeños vasos sanguíneos que se encuentran muy cerca los unos de los otros.
Los hemangiomas cavernosos (angioma cavernoso, cavernoma) son similares a los hemangiomas fresa, pero son más profundos y pueden parecer zonas de tejido esponjoso de color azul rojizo llenas de sangre.

Los parches salmón (nevo simple o picotazos de cigüeña) son muy comunes. Hasta la mitad de los recién nacidos los presentan. Son pequeñas manchas planas de color rosa compuestas de pequeños vasos sanguíneos que se pueden ver a través de la piel. En su mayoría se presentan en la frente, los párpados, el labio superior, entre las cejas o en la nuca. Los parches salmón pueden ser más evidentes cuando un bebé llora o durante cambios de temperatura.
Un hemangioma plano (mancha de vino de Oporto) está compuesto de vasos sanguíneos diminutos (capilares sanguíneos) dilatados. Estos hemangiomas en la cara pueden estar asociados con el síndrome de Sturge-Weber. En su mayoría se presentan en la cara. Su tamaño varía de muy pequeño hasta más de la mitad de la superficie del cuerpo.


Tratamiento
Muchos hemangiomas fresa, hemangiomas cavernosos o parches salmón son temporales y no requieren tratamiento.

Es posible que los hemangiomas planos no requieran tratamiento, a menos que:

Afecten la apariencia.
Causen sufrimiento emocional.
Sean dolorosos.
Tengan cambios de tamaño, forma o color.
La mayoría de las marcas de nacimiento permanentes no se tratan antes de que el niño llegue a la edad escolar o éstas estén causando síntomas. Los hemangiomas planos en la cara son una excepción. Se deben tratar a muy temprana edad con el fin de prevenir problemas psicológicos y sociales. Se puede emplear un láser para tratarlas.

Los cosméticos para cubrir o disimular, tales como Covermark, pueden ocultar las marcas de nacimiento.

La cortisona oral o inyectable puede reducir el tamaño de un hemangioma que esté creciendo rápidamente y esté afectando la visión u órganos vitales.

Otros tratamientos para las marcas de nacimiento rojas abarcan:

Medicamentos betabloqueadores
Congelamiento (crioterapia)
Cirugía láser
Extirpación quirúrgica

Que complicaciones pueden tener los hemangiomas?

A pesar de ser tumores benignos (no malignos) existe un porcentaje de casos con complicaciones diversas como: ulceración, obstrucción, hemorragia, insuficiencia cardíaca congestiva y lesiones en huesos.

Complicaciones Psicosociales
Todos los hemangiomas faciales causan una deformidad significativa durante la fase proliferativa. A pesar de que la apariencia facial mejora después de los 10 años de edad. Los niños con Hemangiomas faciales pueden sufrir estigmas emocionales importantes.

Complicaciones anatómicas
Los hemangiomas alrededor del ojo, particularmente los de párpado superior, pueden producir riesgos para la visión. El problema más común es el astigmatismo, por la compresión del ojo o crecimiento del Hemangioma por detrás del ojo (en el espacio retrobulbar)

Otras complicaciones son ptosis (desplazamiento del ojo hacia abajo), daño en la córnea, ambliopía y estrabismo.

El compromiso respiratorio es consecuencia de una obstrucción de la vía aérea debido a Hemangiomas en cualquier parte de las vías respiratorias (fosas nasales, orofaringe o región laringotraqueal)

En casos de hemangiomas ubicados en brazos, manos piernas o pies, la posibilidad de crecimiento excesivo es siempre un riesgo, sobre todo si hay fístulas arterio-venosas como parte del tumor. Son comunes las deformidades donde los muslos o piernas son más gruesos o más largos, los pies pueden ser más grandes, más anchos o bien de color rojo o violáceo.


Volver a inicio