Enfermedades transmitidas por garrapatas:

Ehrlichiosis humana
La ehrlichiosis humana es una infección por las bacterias rickettsiales ocasionada por lo menos por 3 distintas especies de bacterias denominadas Ehrlichia que se contagian a los humanos a través de las picaduras de garrapatas infectadas. La mayoría de los casos ocurren en los meses de primavera y verano. Las garrapatas infectadas usualmente se encuentran en áreas específicas del país. La garrapata estrella solitaria es la más común en la parte del suroeste y centro sur de Estados Unidos, mientras las garrapatas de los venados son comunes en los estados del noreste y centro norte de Estados Unidos.

Señales y síntomas
Aunque los 3 tipos de ehrlichiosis humana son ocasionados por distintos organismos (Ehrlichia chaffeensis, Ehrlichia ewingii y Anaplasma), las infecciones que ocasionan tienen señales y síntomas similares. Estos síntomas son similares a los de la influenza.

Fiebre
Dolor de cabeza
Escalofríos
Dolor en los músculos y articulaciones
Una sensación general de malestar (indisposición)
Pérdida de apetito
Las anormalidades de laboratorio incluyen

Conteo bajo de glóbulos rojos (anemia)
Conteo bajo de glóbulos blancos (leucopenia)
Inflamación del hígado (hepatitis)
En algunos casos puede haber salpullido. La náusea y los vómitos son comunes, así como pérdida de peso repentina debido a la falta de apetito. En algunas ocasiones estas infecciones pueden provocar dolor de estómago, tos o confusión (un cambio del estado mental).

Estos síntomas usualmente comienzan de 5 a 10 días después de la picadura de la garrapata. Es importante recordar que las picaduras de garrapatas con frecuencia son imperceptibles. Muchas personas con infecciones transmitidas por garrapatas no se dan cuenta que una garrapata los ha picado.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?
Puede ser difícil diagnosticar la ehrlichiosis. Hay pruebas de sangre que miden los anticuerpos, pero generalmente no están disponibles. Otras pruebas de sangre no proporcionan resultados claros.

Tratamiento
Con mucha frecuencia, la ehrlichiosis humana se trata con un antibacterial denominado doxiciclina. Se debe comenzar inmediatamente después de que se diagnostica la enfermedad y se administra en forma oral o intravenosa por 5 a 10 días. Aunque la doxiciclina y otros antibacteriales de tetraciclina usualmente no se usan en niños menores de 8 años, en este caso, la necesidad de tratar las bacterias es más importante que el pequeño riesgo de manchar los dientes. Actualmente no hay antibiótico alternativo efectivo.

¿Cuál es el pronóstico?
La mayoría de niños infectados con ehrlichiosis humana que son tratados apropiadamente se recuperan sin ningún efecto duradero en 1 a 2 semanas. En niños con casos severos de la enfermedad, puede haber daño al cerebro. Sin tratamiento, algunos pacientes mueren debido a la ehrlichiosis, aunque esto es muy raro.

Prevención
Limite la exposición de los niños a las garrapatas tanto como sea posible. En áreas infestadas de garrapatas debe usar ropa como camisas con manga larga y pantalones que cubran la mayor parte de su cuerpo. Meta las piernas del pantalón dentro de sus calcetines. Aplique repelente que contenga DEET a las áreas de la piel que están expuestas y repita la aplicación cada pocas horas de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta del producto.

La piroplasmosis, o babesiosis
Es transmitida cuando en la garrapata se encuentran formas infecciosas de piroplasma. Se transmite aproximadamente dos días después de que la garrapata se haya fijado en el perro. Esta enfermedad ataca especialmente a los cachorros, a los animales enfermos o convalecientes. Si se elimina cuidadosa y correctamente la garrapata, el riesgo de transmisión se reduce mucho.

Los síntomas son: fiebre, mucosas pálidas, apatía, anorexia, anemia, sangrado por la nariz, sangre en la orina, jadeo, diarreas y pérdida de visión.

El pronóstico de la piroplasmosis es grave. Hay que tratar a tiempo al perro porque, de no ser asi, puede llegar a morir por fallo hepático y renal.

Enfermedad de Lyme, o borreliosis
Esta enfermedad es una zoonosis, o para que nos entendamos mejor, contagiosa para los humanos. Pero la enfermedad de Lyme no se puede transmitir directamente de tu perro a ti, solo te puedes contagiar, si una garrapatas infectada te pica a ti.

Es causada por la bacteria Borrelia burgdorferi que afecta la piel y se propaga hacia las articulaciones y sistema nervioso pudiendo afectar a otros órganos en su etapa más avanzada. Produce cuadros de fiebre, anorexia, poliartritis, miopatías y adenopatías.

Para tratar esta grave enfermedad hace falta un tratamiento con antibióticos durante un mínimo de tres semanas.
¿Cuáles Son Los Síntomas De La Enfermedad De Lyme?

Los síntomas iniciales de la enfermedad de Lyme pueden ser ligeros y, con frecuencia, se ignoran. Si siente que una garrapata se ha pegado a su piel, quite la garrapata con unas pinzas y observe si aparecen los síntomas de la enfermedad de Lyme. Entre el 60 y el 80 por ciento de los casos, el primer síntoma es una erupción cutánea conocida como eritema migratorio que:

Se produce en el lugar de la picadura de garrapata o cerca de él.
Es una erupción sólida roja de "ojo de buey" que se hace más grande.
Aparece dentro de los primeros tres días a un mes después de la picadura de garrapata.
Tiene un diámetro de 2 a 6 pulgadas.
Dura de 3 a 5 semanas.
Al tocarla, puede estar caliente o no.
Normalmente, no causa dolor ni picor.
Múltiples erupciones pueden aparecer.

Las garrapatas se adhieren en cualquier sitio, pero prefieren los pliegues del cuerpo, inclusive las axilas, la ingle, la parte posterior de la rodilla y la nuca. Si se ha infectado, lo más probable es que la erupción aparezca en una de estas zonas.

Cuando aparece la erupción, es posible que aparezcan también otros síntomas, como dolor en las articulaciones, escalofríos, fiebre y cansancio, pero pueden ser demasiado ligeros para recibir atención médica.

A medida que evoluciona, la enfermedad de Lyme puede producir cansancio grave, cuello rígido y doloroso, hormigueo o entumecimiento de los brazos y piernas o parálisis facial.

Los síntomas más graves de la enfermedad de Lyme no aparecen por semanas, meses o años después de la picadura de garrapata. Es posible que estos síntomas incluyan dolores de cabeza graves, artritis dolorosas e hinchazón de las articulaciones, y problemas cardíacos y del sistema nervioso central.

Volver a inicio