Búsqueda personalizada

 

La piel de los recién nacidos, a menudo considerada como la piel idónea, presenta en realidad numerosas particularidades que la hacen ser sensible y que favorecen las dermatitis de la zona del pañal:

  • Insuficiencia de secreción sebácea y sudorípara y por tanto, de algunos componentes fundamentales del film hidrolipídico protector de la superficie,
  • La epidermis y en particular el estrato córneo son finos. Este último es responsable de la función barrera. En el niño pequeño la capa córnea es particularmente permeable,
  • Inmadurez inmunológica que favorece las infecciones: la piel del bebé es muy sensible a la irritación y poco resistente a los ataques bacterianos.

MIENTRAS EXISTAN LOS PAÑALES....

Los pañales crean un "microclima" patógeno, ya que evitan que las heces y la orina se escapen, las mantienen cerca de la piel del bebé, lo que acaba provocando la casi totalidad de los casos de "dermatitis de la zona del pañal".

Sin embargo, un progreso considerable ha sido efectuado con la aparición de los pañales desechables absorbentes (cambios completos). Son generalmente bien tolerados y no provocan irritación por sí mismos. Gracias a los pañales de celulosa, ha disminuido la frecuencia de las dermatitis del pañal en comparación con la época de los pañales de tejido.

Para ello hace falta cambiar los pañales absorbentes a menudo para que su capacidad de absorción no se vea superada, y que a la vez no sean muy herméticos. Con los elásticos bien apretados sobre los lados y una capa externa en plástico impermeable, no es el bebé el que está seco, es el colchón.

Aspectos Clínicos: Tipos o Formas de Dermatitis del Pañal

Existen TRES formas de Dermatitis del pañal:

  • El Eritema del pañal, o dermatitis de irritación, es la forma más frecuente.
  • Los intértrigos corresponden a infecciones candidiósicas o bacterianas, o bien a la dermatitis seborreica infantil.
  • Otras formas son más raras, y necesitan consejo especializado.

 

El Eritema del Pañal

Es una dermatitis de irritación debida únicamente a la acción sobre la piel de la orina y las heces.
La Topografía de la rojez es muy evocadora.
Efectivamente, alcanza partes convexas de la región del pañal que resultan ser las que están en contacto con el pañal, exceptuando los pliegues.

Esta repartición dibuja aproximadamente, cuando se observa el culito de frente, una W. En la cara interna de las piernas, el escroto o los labios grandes y el pubis, la piel es roja, arrugada. Sin embargo, el fondo de los pliegues inguinales y el pliegue entre las nalgas quedan normales.

Eritema del pañal por irritación (topografía en W)

Si se cuida al bebé en este estado, puede volver a la normalidad en poco tiempo. En ausencia de tratamiento, la piel se irrita, con vesículas, pápulas, erosiones. El eritema puede extenderse y pueden aparecer sobreinfecciones.

Los Intértrigos o Dermatitis de los Pliegues

Las dermatitis con principio peri-anal son en general debidas a Candida albicans de las heces..

Existen también unos estreptococos que provocan una placa roja peri-anal. Los intértrigos inguinocrurales que se localizan en los pliegues de las piernas y de las nalgas son candidiósicos, bacterianos o mixtos.

La dermatitis seborreica infantil

Denominada también enfermedad de Leiner-Moussous, está favorecida probablemente por una higiene aproximativa (aunque su patogenia es todavía bastante misteriosa). Es relativamente rara hoy en día.

La enfermedad empieza por intértrigos eritemato-escamosos a nivel de los pliegues inguinales y también en los pliegues cervicales y de las axilas. La dermatitis seborreica infantil presenta una topografía bipolar, con:

  • Un alcance eritematoso del cuero cabelludo y de la frente que están recubiertos de escamas grasas, como costras de leche particularmente espesas;
  • Un alcance del culito, que en su conjunto está rojo y liso, a veces escamoso o exudativo.

 

Las Otras Dermatitis del Pañal

  • Napkin psoriasis (psoriasis del pañal): Se trata de lesiones psoriasiformes, próximas a la enfermedad de Lenier-Moussous, que pueden a veces significar el inicio de una psoriasis.
  • Otras dermatosis: Cualquier dermatosis puede afectar al culito del bebé.

Es necesario un consejo especializado, al igual que cada vez que una dermatitis del pañal no se cura rápidamente con las medidas más sencillas.Para ello hace falta cambiar los pañales absorventes a menudo para que su capacidad de absorción no se vea superada, y que a la vez no sean muy herméticos. Con los elásticos bien apretados sobre los lados y una capa externa de plástico impermeable, no es el bebé el que está seco, es el colchón.

FACTORES DE IRRITACIÓN....

La Orina

La sencilla aplicación del agua sobre la piel conlleva un efecto de hiperhidratación que desorganiza la capa córnea y altera su función. ¡Imagine el culito del bebé en contacto con la orina!. Esta humedad permanente favorece la proliferación de microorganismos.

Además, la presencia de amoníaco en la orina y su alcalinidad la vuelve muy irritante. El amoniaco se forma a partir de la urea de la orina por acción de las enzimas (ureasas), de las bacteria fecales y el pH básico de la orina favorece, a su vez, la actividad de estas enzimas fecales.

¡De este modo el terreno irritante para el bebé se auto-mantiene!

Las heces

Numerosos componentes de las Heces son irritantes para la piel.

El pH de las heces es variable en función de la alimentación y de la flora intestinal. Demasiado ácido o demasiado alcalino, añade un factor de irritación.

Las enzimas contenidas en las heces, bien sean de origen pancreático o bacteriano (lipasas, ureasas, proteasas) juegan un papel importante: son responsables del poder irritante de las heces.

Las medidas preventivas que toda madre debe conocer.

El efecto oclusivo de los pañales, incluso los mejor tolerados, el efecto mecánico del roce, el efecto irritante de la orina y de las heces conllevan:

  • Una elevación del pH cutáneo
  • Una hiperhidratación de la piel
  • Una fragilización por roce
  • Una agresión por la acción de las enzimas y la diferencia de pH....

.... Debajo de los pañales, están todos los elementos reunidos para que aparezca una dermatitis del pañal.

RESUMEN.......

Cambiar al bebé en cuanto está mojado, es la regla esencial. Y durante los primeros meses, eso significa hacerlo muy a menudo: ¡Hasta 10 veces al día!

No cambiarles antes de las comidas, sino después.

En cada cambio, limpiar cuidadosamente las nalgas con agua tibia con un pan limpiador o una leche de limpieza muy suave, y aclarar.

No utilizar guantes de limpieza, son demasiado ásperos y son "nido de microbios". Usar la mano de la madre (o del padre)

Elegir tejidos suaves para limpiar, sin frotar.

Por último aplicar sobre las nalgas del bebe una crema protectora con el fin de aislarlas y de neutralizar los agentes irritantes.

Hoy en día existen cremas que contienen inhibidores de las enzimas bacterianas presentes en la orina y las heces y que aíslan las nalgas dejando respirar la epidermis.

Elegir pañales bien gruesos y bien absorbentes.

Evitar los "pañales de plástico" que mantienen la humedad (atención a las fricciones de las gomas elásticas que irritan las piernas del bebé).

 

Volver a inicio